Ingredientes:

Masa de hojaldre: 1 rollo

Tomates cherry: 1 racimo de 8 a 10 tomates

Calabacines : 2 unidades

Puré de tomate : ½ bote pequeño

Mozarella : 2 unidades

Albahaca : ½ ramo

Sal y pimienta, aceite de oliva

 

Encienda el horno a 180°.

Extienda la masa de hojaldre sobre una base para tarta previamente engrasada. Pinche la masa con un tenedor. Vierta la mitad del contenido del bote de puré de tomate y extiéndalo con la espalda de una cuchara sopera.

Corte las bolas de mozzarella en láminas muy finas (2 mm) y dispóngalas ordenadamente sobre el puré. Salpimiente.

Con un pela-verduras, corte láminas longitudinales del calabacín. Conserve sólo la parte sin pepitas. Lave y seque los tomates y córtelos por la mitad. Disponga ordenadamente las láminas de calabacín sobre el queso y luego los tomates cortados.

Vierta un chorrito de aceite de oliva, salpimiente y hornee durante unos 25 mn. Antes de servir, disponga hojas pequeñas de albahaca sobre la tarta.

 

Consejo del chef: También puede añadir tiras finas de pimiento procediendo de la misma manera que con los calabacines. En invierno, reemplace los calabacines y los tomates con láminas muy finas de cebolla y champiñones, y extienda por encima trozos de tomate confitado.