Ingredientes
  • Espaguetis: 300 gr
  • Jamón de Parma : 4 lonchas
  • Hojas de rúcula : 100 gr
  • Pimiento rojo : 1 unidad
  • Cebolla roja : 1 unidad
  • Espárragos verdes : 1 ramo
  • Queso feta :  200 gr
  • Aceite de oliva : 3 cucharadas soperas

Hierva los espaguetis en una buena cantidad de agua durante 11 mn. Escúrralos, vierta una cucharada sopera de aceite de oliva y mezcle.

Limpie y seque la rúcula y el pimiento. Retire la cabeza del pimiento, córtelo por la mitad, retire las pepitas y córtelo en tiras.  Pele y corte la cebolla en láminas finas. Lave los espárragos, corte y pele la mitad inferior desechando unos 2 cm de la base. Introdúzcalos en una cacerola de agua hirviendo con sal durante 5 a 6 mn, escúrralos. Corte la cabeza de los espárragos a unos 4 cm y el resto en trozos de  1 cm. Corte el queso feta en cubitos. Prepare el jamón de Parma en lonchas.

En una ensaladera, mezcle los espaguetis con la cebolla, el pimiento, los trozos inferiores de los espárragos, el jamón y el queso feta. Vierta el resto de aceite de oliva y un chorrito de vinagre balsámico. Salpimiente. Añada la rúcula y las cabezas de los espárragos y mezcle cuidadosamente sin romperlas. Sirva.

 

Consejo del chef: Este plato de pasta fresca puede elaborarse en cualquier estación porque los productos pueden encontrarse durante todo el año. Ideal para la cena, también puede llevarse las sobras a la oficina para el almuerzo en un táper Lunch & Go CURVER.