Ingredientes:

  • 2 filetes de pollo (200g)
  • Rúcula (60g)
  • ½ bote pequeño de garbanzos (125g)
  • 100 g de aguacate
  • 4 albaricoques secos

Marinada:

  • 1 puñado pequeño de avellanas (30g)
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1 cucharada de aceite de oliva (14ml)
  • Zumo de ½ limón (20ml)
  • 1 cucharadita de agua (5 ml)
  • 1 cucharadita de perejil fresco picado (5g)
  • 1 cucharadita de ajo picado (5g)
  • Pimienta
  • Sal

Salsa:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (28ml)
  • 1 cucharadita de vinagre balsámico (5ml)
  • 1 cucharada de zumo de lima (14ml)
  • Pimienta
  • Sal

Bate todos los ingredientes de la marinada en un bol. Añade el pollo a la marinada y deja reposar de 15 a 30 minutos (o hasta dos horas en el frigorífico si el tiempo lo permite). Prepara el resto de la ensalada mientras se espera al pollo.

Pela el aguacate, córtalo en rodajas grandes y agrega un poco de zumo de limón.

Corta los albaricoques secos en trozos.

Enjuaga los garbanzos

Tritura las avellanas y tuéstalas durante unos segundos hasta que estén ligeramente doradas.

Corta la cebolleta en rodajas finas.

En un bol, prepara la salsa mezclando el aceite de oliva, el vinagre balsámico y el zumo de limón. Salpimienta. Vierte el aliño en el hermético pequeño para salsas de Curver incluye en el hermético.

Cuando el pollo esté listo, calienta 1 cucharada de aceite en una sartén o en una plancha a fuego medio-alto. Cocina el pollo por ambos lados hasta que esté dorado y completamente hecho. Deja reposar el pollo durante 5 minutos y lonchea.

Añade en el hermético el aguacate, los albaricoques, 2/3 de las avellanas, la cebolleta, la rúcula, los garbanzos y el pollo.

Mezcla bien para sazonar la ensalada y espolvorea con unas nueces. Consumir fría.