Tonos neutros de luz cálida, sombras insaturadas y un cierto toque de color más brillante y audaz: la paleta de colores que marca tendencia en la actualidad es más variada que nunca.

Aquí tienes algunas tendencias para inspirarte:

Los nuevos colores neutros

Comencemos con la paleta de colores neutros que están marcando gran tendencia en 2019. A diferencia del periodo anterior, los nuevos colores neutros se presentan en tonos más cálidos y acogedores, ideales para para crear un entorno relajado y confortable.

Predominan los materiales naturales y las texturas rugosas, todos ellos en variados colores neutros, adoptando paletas de diferentes tonos de beige, gris y blanco: miel, arena, caqui, crema, mantequilla, taupe. Entre los materiales destacan la madera natural, clara y oscura, así como las fibras vegetales, el cuero y la piedra sin pulir.

Las combinaciones recomendadas no son muy diferentes de las opciones que caracterizan esta paleta, favoreciendo el contacto con la naturaleza y un estilo de vida basado en la filosofía “slow life”. Puedes elegir un interior tono sobre tono, o añadir un pequeño contraste con toques de color en tonos más destacables, como el terracota, el chocolate, el verde oliva, el rosa viejo, el herrumbre o el rosa coral pálido.

Coral, el color del año según Pantone

Respecto al rosa coral, es imposible ignorar el color del año elegido por el Pantone Colour Institute, una autoridad reconocida mundialmente en el campo del color.

Living Coral es un color luminoso, pero a la vez suave, a medio camino entre el rosa y el naranja, y con cálidos tonos dorados. Este color lo reúne todo y se ha ganado la aprobación tanto en el campo del diseño de interiores como en el de la moda.

El Living Coral encaja perfectamente en la paleta de colores neutros, y combina maravillosamente con detalles dorados, verde salvia, negro, azul, así como con cualquier variedad de tonos rosados, para una paleta tono sobre tono muy refinada.

 

Un amarillo picante

Como un rayo de sol en invierno, el amarillo irrumpe en la decoración de interiores, pero cuidado: los matices que hay que favorecer tienen un toque picante.

Los amarillos mostaza, curry, cúrcuma y azafrán se utilizan, principalmente, para cubrir las sillas, realzándose con terciopelo y dando calidez a los azules, grises y blancos. En esta gama, el amarillo es cálido y vibrante, pero debe usarse con moderación, como cualquier detalle valioso.

 

El verde hace su reaparición

¿Qué puede decirse de los colores fríos? El verde y el azul parecen haberse quedado en segundo plano durante este corto espacio de 2019, después de un par de años de dominio indiscutible.

Este año, el verde reaparece en una paleta basada en los colores de la naturaleza, según la filosofía “green”, y se incluye en la gama de colores neutros: verde oliva, verde salvia, verde bosque oscuro intenso y verde celadón, que recuerda a las claras aguas tropicales.

Klein Blue

Por último, no olvidemos el abigarrado mundo del azul. El azul ha sido elegido color del año por la empresa de pintura Behr, en una variante insaturada que tiende al gris. La versión más brillante, muy apreciada por arquitectos y diseñadores, es el Klein Blue: patentado en los años 50 por el artista francés Yves Klein, es como el azul eléctrico, pero más profundo y con ecos de violeta. Es un color intenso y cautivador, con una atracción de resonancias extraterrestres, de fantasía y ciencia ficción.

Por su marcada personalidad, debe utilizarse en pequeñas dosis en muebles y accesorios, estampados y telas, pero no es recomendable para paredes.