¡Hola! Soy Rachel de The Crafted Life, estoy aquí para traer un poco de color a tu casa de una forma sencilla ¿Por qué conformarse con un solo tono de azul pudiendo tener múltiples? Esta lámpara Ombré de DiY es la forma perfecta de ampliar la paleta de colores de cualquier habitación y solo necesitas dar unos pocos pasos muy sencillos.

Aquí encontrarás cómo hacerlo:

  • Lámpara
  • Cinta
  • Pintura en aerosol en 4-5 tonos
  • Imprimación (opcional)
  • Lona

1. Cubre con cinta adhesiva cualquier sección de la lámpara que no desees pintar (el cable, los detalles metálicos, etc.). Evita pintar también el interior de la tulipa de la lámpara, ya que cambiaría el color que emite la luz.

2. Lo mejor es trabajar en una zona exterior bien ventilada. Extiende tu lona para pintar. Si tu lámpara no es blanca deberás aplicar una capa de imprimación antes de empezar.

3. Empieza por la base de la lámpara con el color más oscuro. Rocía con un movimiento de barrido largo para conseguir una aplicación uniforme. Pinta la lámpara hacia arriba, cada vez más claro con cada color y cada nueva sección (básicamente debes trabajar desde la sombra más oscura hasta la más clara). No te preocupes si no está perfecta, ya que los colores deben mezclarse entre sí y un poco de exceso de rocío es ideal para evitar líneas muy estridentes.

4. Una vez hayas terminado de pintar, retira la cinta y deja secar.