Platos de distinto tipo, recuerdos familiares de tías y abuelas, tesoros encontrados en mercadillos o en tiendas de segunda mano: es fácil tener en casa una colección de platos diferentes. Son artículos perfectos para realizar bonitos proyectos de bricolaje; una sencilla idea para crear la decoración de una mesa o del hogar.

Dibujar letras mayúsculas en platos es una gran idea DIY para crear bonitas tarjetas de mesa. También puedes usarlos como regalo para tus invitados.

Puedes usar platos de diferente tipo para decorar la cocina: dibuja letras en cada plato y mézclalos para crear un bonito conjunto y divertidas palabras.

Materiales:

  • Platos de diferente tipo
  • Lápiz blando (el grado 5B está bien)
  • Rotulador negro para porcelana
  • Paño y alcohol isopropílico

 

Indicaciones:

 Elije tus platos y decide cómo vas a utilizarlos, ya sea creando tarjetas de mesa o como decoración del hogar.

Elije la letra que vas a dibujar en cada plato. Puede ser la inicial del nombre de tu invitado o varias letras para crear una palabra divertida.
Limpia muy bien los platos, no debe haber rastro de grasa o polvo en la superficie.

En primer lugar, dibuja la letra en el plato con el lápiz blando. No te preocupes si cometes algún error, puedes borrarlo fácilmente con un paño humedecido con unas gotas de alcohol isopropílico.

Ahora usa el rotulador para porcelana. Recuerda agitarlo bien antes de usarlo.

Elije una fuente lineal y mínima para que sea más fácil.

Dale un poco de grosor a las letras para que resalten.
También puedes crear adornos en los platos dándole juego, dejando que interactúen con las letras, por ejemplo la línea de la letra podría atravesar el adorno.
Si cometes algún error con el rotulador puedes borrarlo con alcohol o rayándolo cuando esté seco (dependiendo del rotulador para porcelana que utilices).

Deja secar los adornos durante 4 horas y hornea los platos durante 30 minutos a 160° en un horno no precalentado. Luego deja que se enfríen sin sacarlos del horno. Después de este tratamiento podrás lavar los platos en el lavavajillas hasta 50°. Comprueba las instrucciones del fabricante de porcelana antes de hacerlo.