Tiempo total: 1 hora + tiempo de secado

Materiales:

  • Bloques de madera de diferentes formas
  • Pintura base para madera
  • Brochas de pintura
  • Lápices
  • Pintura acrílica no tóxica o témperas
  • Marcador permanente negro y de colores
  • Barniz no tóxico
  • Cinta decorativa washi

Indicaciones:

Elige bloques de madera de diferentes formas: cilíndricos, cúbicos, primas, esféricos, geométricos… Pinta con la pintura base algunos de ellos y déjalos secar. Dibuja algunas caras divertidas y piensa cómo vas a combinar los bloques de madera. Los niños podrán crear sus propias combinaciones.

Una vez que la pintura base esté seca, pinta y decora los bloques de madera con témpera, cinta decorativa washi y marcadores permanentes. Utiliza témpera o colores acrílicos no tóxicos para pintar los bloques. Elige colores primarios y vivos, ¡a los niños les encantan!

Utiliza cinta decorativa washi para añadir textura y colores a tus bloques de madera. Añade detalles con un marcador permanente negro.

Termina con un barniz no tóxico y déjalo secar.

¡Es hora de jugar! Los niños pueden mezclar los bloques de madera para conseguir infinitas combinaciones y poder crear las caras más divertidas.