Las guirnaldas de invierno son una bonita manera de decorar tu casa. Las flores secas son perfectas para crear una guirnalda que dure mucho tiempo. Puedes hacer una guirnalda de flores secas al principio de cada nueva temporada. Vamos a ver juntos cómo se hace una guirnalda de invierno muy original utilizando una rueda de bicicleta

MATERIAL NECESARIO

  • Una rueda vieja de bicicleta
  • Flores secas
  • Brotes verdes
  • Alambre de florista
  • Tijeras de jardinería
  • Alicates

Elige las flores por colores para mezclarlas y algunos brotes verdes como base. Utiliza algunas ramas de eucalipto para añadir un poco de fragancia a la guirnalda, también puedes usar romero, abeto, mirto…

Corta las flores y los brotes verdes y prepara unos trozos de alambre de florista de unos 10 cm de largo.

Haz pequeños ramos de brotes y flores. Empieza colocando los brotes verdes alrededor de la rueda de bicicleta. Tira del cable con fuerza cuando lo asegures con unos alicates.
Tienes que elegir si quieres cubrir totalmente la rueda de tu bicicleta o solo algunas partes. Yo la he cubierto parcialmente porque me gusta que la rueda pueda reconocerse.

Trabaja por capas, primero los brotes verdes y luego las flores. Dale forma a tu creación según el color y las formas de las flores. Una forma asimétrica añadirá un toque bonito y original a tu guirnalda DIY.

Distribuye todo adecuadamente y dale el toque final a tu guirnalda añadiendo flores sueltas donde sea necesario para tapar todos los huecos y agujeros.
Corta todos los tallos de las flores y de los brotes verdes que sobresalgan de la guirnalda.

¡Y ya tienes todo listo para colgar tu guirnalda hecha con la rueda de bicicleta y las flores secas!