Posiblemente nunca lo hayas pensado, pero incluso el aire de tu casa puede estar contaminado: la pintura que cubre las paredes, el pegamento de los muebles, los restos de los productos de limpieza, las bacterias que anidan en las alfombras o tapetes, todos ellos dejan en el aire sustancias irritantes y en algunos casos tóxicas.

Una solución sería tener plantas de interior en cada habitación. Además de ser bonitas y decorativas, las plantas pueden ser nuestros mejores aliados para combatir la contaminación del hogar.

De hecho, según un estudio realizado por la NASA, algunos tipos de plantas pueden neutralizar sustancias nocivas para el organismo, como el formaldehído, el tricloroetileno y el benceno, por nombrar sólo algunas.

A continuación, una breve descripción de las plantas con propiedades purificantes más adecuadas para cultivo interior.

Sansevieria trifasciata laurentii, o “lengua de suegra”, es la planta anticontaminación por excelencia. La Sansevieria pertenece a la familia de las suculentas y sus hojas son largas, verticales y abigarradas. Es una planta que requiere escasos cuidados, ya que necesita poca agua y rara vez es atacada por parásitos. Durante la noche, filtra las sustancias tóxicas presentes en el aire y convierte el dióxido de carbono en oxígeno.

Spathiphyllum “Mauna Loa”, una planta de elegante porte con hojas lanceoladas de color verde oscuro, que además de purificar el aire de formaldehído, benceno y tricloroetileno desprende un delicado aroma durante la floración.

Epipremnum Aureum o Pothos es una planta trepadora frondosa y muy resistente. Es muy decorativa, especialmente si se coloca en macetas colgantes. Es particularmente eficaz para neutralizar el benceno y el monóxido de carbono.

El helecho de Boston o helecho rústico se caracteriza por su capacidad para filtrar el formaldehído. Es una planta de porte elegante que prefiere ambientes húmedos y oscuros, por lo que es perfecta para el baño, sobre todo si se coloca en macetas colgantes.

Philodendron es un género de plantas trepadoras de hoja perenne, de origen tropical. Entre sus muchas variedades se encuentran Scadens Oxycardium, Philidendrum Domesticus y Philodendrum Selloum, que tienen la maravillosa capacidad de filtrar el formaldehído que se encuentra en el aire en sólo 24 horas.

Ficus Benjamina es una planta de tallo leñoso, ramas esbeltas y abundantes hojas ovaladas de color verde brillante. Puede crecer mucho y es muy útil para filtrar las sustancias nocivas que desprenden los muebles y las alfombras.

La dracaena o “bambú de la suerte” es una planta de origen tropical; tiene tallos leñosos de los que brotan finas hojas verdes y lanceoladas. Son especialmente útiles para neutralizar el tricloroetileno, pero asegúrate de elegir la variedad adecuada entre la gran variedad que hay en el mercado; las variedades adecuadas son Janet Craig, Deremensis Warneckei y Dracaena marginata.

Estas son algunas de las plantas más adecuadas para purificar el aire del hogar; no es una lista exhaustiva, pero a partir de ahora, cuando decidas comprar una planta de interior, además de llevar a cabo los consejos para mantenerla saludable y próspera, comprueba que también sea útil para mantener puro y fresco el aire que respiras en casa.