Tanto en la cocina como en el resto de la casa, le brindan múltiples servicios. ¿Sus productos Curver son sus mejores aliados? Una buena razón para mimarlos para que, año tras año, se conserven como nuevos. Mantenimiento, instrucciones de uso.

 

La limpieza diaria

  • Todos nuestros envases para productos alimentarios y nuestros accesorios de cocina son compatibles con su lavavajillas y llevan el símbolo correspondiente. Coloque siempre sus productos Curver en la bandeja superior del aparato, alejados de los elementos de calentamiento.
  • También pueden lavarse a mano, con agua fría o templada. Utilice una esponja o un tejido suave, sin elementos abrasivos (estropajo desincrustante o de hilo de acero) que puedan rayar las capas superficiales del plástico.
  • Utilice un producto especialmente concebido para la vajilla, o simplemente agua con jabón.
  • ¿Hay manchas que se resisten? Ciertos alimentos, ricos en colorantes naturales (zanahoria, tomate, especias…) pueden teñir momentáneamente el plástico. Lave sus envases alimentarios con agua fría, déjelos eventualmente unas horas al sol y luego introdúzcalos en el lavavajillas.
  • ¿Ha olvidado algo en el fondo del frigorífico? Podrá eliminar cualquier rastro de olor con un trapo suave y vinagre diluido.

 

Su detergente casero

He aquí una receta de detergente para vajillas casero, muy sencilla:

  • Raspe un jabón de Marsella pequeño, vierta las raspaduras en una ensaladera con 1 cucharada sopera cristal de sosa, 1 cucharadita de café de bicarbonato sódico y 1 cucharadita de café de jabón negro (facultativo).
  • Disuelva en ¾ de litro de agua hirviendo, mezcle y deje reposar unas horas.
  • Añada unas gotas del aceite esencial que le guste y vierta la preparación en una botella de cuello suficientemente ancho para poder remover el producto si se cuaja. ¡Listo!